ComunidadMujer - Hecho en Comunidad

#TodasLasColumnas

 EL BACKLASH O LA RESISTENCIA

Columna de Alejandra Sepúlveda: Mal tiempo, jefas de hogar y vulnerabilidad

¿Bienvenidas a la alta dirección?

Lienzo vergonzoso

Columna de Alejandra Sepúlveda: Acoso laboral y sexual en el trabajo más vale prevenir

Columna de Miriam Henríquez: El caso Saint George y los ultra falsos

Columna de Paula Escobar: La crisis de las guaguas

Mérito y acción afirmativa

Salarios, ¿cuándo a las mujeres les compensa trabajar?

La pirámide invertida

Reforma a la sala cuna: entrar en el círculo de valor

Conciliación y corresponsabilidad, nada menos

Rosa, Rosanna

María Olivia Recart y Alejandra Sepúlveda: 8M, prioridades para el 2024

Columna de Alejandra Sepúlveda: La ineludible brecha de género en pensiones

Columna de Alejandra Mizala: “Trabajemos para que todos los talentos se desplieguen”

Columna de María Olivia Recart: 3R: Reconocer, reducir y redistribuir las labores de cuidado

El costo laboral y económico de la violencia doméstica

Columna de Miriam Henríquez: Una oportunidad para los cuidados

Noche vieja, año nuevo

La PAES, la PISA y la elección vocacional

Lupa a la polarización y cómo salir de la intolerancia

Retención escolar en alerta máxima

Santiago 2023, una fiesta para todas y todos

Una dimensión silenciada

Goldin, los hijos y la brecha salarial

Mujeres en el centro del debate constitucional

Sin corresponsabilidad social para los cuidados

DECLARACIÓN: Si es bueno para todas, es bueno para todos

Entre pisos pegajosos y techos de cristal

Derecho a los cuidados: la semana decisiva

Sin diálogo y amistad cívica no hay futuro

Bienestar incompleto

Multa por hijo(a) en Chile

Conciliación y teletrabajo: el riesgo de perpetuar roles

Pensiones: La cuestión de vivir más años

Ya no hay más excusas: una sociedad conyugal igualitaria ahora

Hombres cuidadores: el salto cultural que necesitamos

Estado social de Derecho y derecho al cuidado

Me cuidaron, cuido y me cuidarán

Sala cuna: un llamado de emergencia

Ser la primera

Mujeres, al vaivén del péndulo

Una sociedad conyugal del siglo XXI

Los acuerdos no pueden esperar

La triste historia se repite (nuevamente)

Derecho a los cuidados: ¡Atención Comisión Experta!

María Teresa Ruiz, palabras rectora Rosa Devés

Un 8M dulce y agraz

8M Mujeres «malabaristas» y sobrecargadas: la crisis de los cuidados

Todos los caminos llegan al cuidado

Reactivación educativa ¡ahora!

Qué hacer con la ira

Las mujeres haremos la diferencia: mayor participación femenina en STEM

Mujeres en directorios

Constitución con mujeres: no es sólo paridad

El doble estándar de Qatar

Más mujeres para Chile

Hoy más que nunca, empresas por una sociedad libre de violencia de género

Mujeres, pensiones y solidaridad

Democraticemos la ciencia

Jornada parcial: los números no dan

Estar a cargo también es carga

Paridad: ¿Jurel tipo salmón?

Niñas en STEM: El rol de la familia en el desarrollo de una sociedad más justa e inclusiva

La oculta violencia de género en el trabajo

Paridad, un mínimo

DECLARACIÓN: Continuación del proceso constitucional y paridad

No es blanco o negro

Sexismo y violencia en política, obstáculos para la democracia

La oportunidad de las 40 horas

El derecho constitucional al cuidado. Más que un derecho, un cambio del pacto social

Empresas: Ellas hacen la diferencia

Declaración: Las posturas individuales no representan a toda ComunidadMujer

Juzgar con perspectiva de género, juzgar en igualdad

Educación: Urgencia y emergencia

Menos mirarse el ombligo y ver más allá

Más allá del PIB o cómo pensar fuera de la caja

Vacaciones extendidas: ¿Dónde quedó la perspectiva de género?

4 de julio, 4 de septiembre

Chao 203

El debate que se acerca: Sólo sí es sí

Nuestro bienestar como una rosquilla

Sin derechos preferentes para las mujeres

Devés, la igualdad, el pluralismo y la libertad de pensamiento

Bienvenida paridad

Pensiones: pagar el cuidado

El Estado social y sus interrogantes

Vagones rosa: ¿Segregar en vez de educar?

La triste historia se repite

8M y la brújula del nuevo Chile

Subsidio laboral: ¿Cómo seguimos?

Economía digital inclusiva: los empleos del futuro

Boric y la paridad

Pensiones que discriminan

La elección más importante de todas

Nuevo Presidente y nueva Constitución

Un tema “emergente”. ¿En serio?

Consecuencias muy costosas

Crisis migratoria: pregúntenle a Merkel

Hacia un destino común

Irrestricto rechazo a la violencia

Por qué #Apruebo

Afganistán: ¿qué pasará cuando los focos se apaguen?

Crisis climática: más coherencia ¡por favor!

Mucho más que incomodidad

Un Banco Central a tono con los tiempos

La carta que un día quisiera escribir

La épica de la paridad y el voto consciente

Dedus Crespus, el síndrome de los dedos crespos

Salud mental en crisis, otra pandemia en ciernes

Niñas cuidadoras: una intervención urgente

La desproporcionalidad de la pandemia

El cuarto pilar: el cuidado

Una reactivación sin mujeres no es reactivación

Sin cuidado no hay trabajo, punto

El legado de esta crisis

El virus, las mujeres y la reactivación

La crisis puertas adentro

La gesta de la paridad

La (in) dignidad en la vejez

La urgencia política de la paridad

Nuestro llamado a la paz social

Un Nuevo Pacto Social

Fernanda y Gabriela

A un año del mayo feminista, ¿hay lugar para el optimismo?

Mujeres en directorios, evolucionar con los tiempos

Ellas cambiaron, ellos no

El nudo de la desigualdad

El cambio llegó para quedarse